Ha fallado la conexion 2Ha fallado la conexion 2SELECT ctry FROM t_ipcountry WHERE ipfrom<=751979849 AND ipto>=751979849 Complejo alucinógeno San Pedro de Atacama

Complejo Alucinógeno

Sin Titulo

La inhalación de sustancias alucinógenas constituyó una práctica común entre los indígenas de América. Un gran número de objetos utilizados para este fin, provienen de ajuares funerarios en el área de San Pedro de Atacama. Los hábitos inhalatorios eran practicados principalmente por sacerdotes, quienes cumplían funciones mágico-religiosas y curativas dentro de la sociedad, aunque también pudo inhalar alucinógenos gran parte de la población de San Pedro de Atacama, sin tener el significado que le otorgaban los sacerdotes.

La droga daba al chaman el poder de transformarse en animales o seres mitológicos, que ellos suponían poseedores de fuerzas misteriosas, y que aparecen esculpidos y grabados en las tabletas y tubos del complejo alucinógeno.

Las representaciones más comunes las constituyen los felinos, serpientes y cóndores entre los animales. También es frecuente el "Sacrificador", personaje ampliamente difundido en la cultura andina que se representa con máscara de jaguar, llevando en la mano un hacha y en la otra una cabeza cortada. De este personaje se deduce las ceremonias con cráneos trofeos y cabezas aisladas eran frecuentes en torno a una divinidad felina, que tiene una larga tradición en el área andina.

El ajuar clásico del complejo está compuesto por tabletas, tubos inhalatorios, espátulas, pilones y manos de moler. Los tubos eran de hueso de ave y de madera, este último es el material más frecuente empleado en la manufactura de las tabletas. Con la excepción de algunos ejemplares de piedras y hueso. La tableta típica consiste de una cavidad llana rectangular, aunque en raros casos puede ser redonda, la mayoría tiene algún tipo de decoración.

En el museo arqueológico Padre Gustavo Le Paige existen aproximadamente 460 tabletas procedentes de 40 sitios arqueológicos y encontrados en contexto funerarios.